martes, 31 de diciembre de 2013

Tantos momentos del 2013...















Gracias.

domingo, 29 de diciembre de 2013

Me gusta cuando caigo en el delirio de tus ojos mientras la pasión se vuelven espasmos en todo mi cuerpo

martes, 3 de diciembre de 2013

Coraza

Puede que no te llene a simple vista.
No me parezco a aquellas modelos de las revistas,
ni tengo un cuerpo diez, ni soy la hija perfecta,
ni soy una amiga que te come a besos a todas horas.

Miro aquello en lo que poca gente se fija,
veo lo que nadie suele ver,
y retrocedo,
porque me da pena y rabia.
Me agobia que solo llevemos lupa para las fachadas,
que no se vea más allá de lo reluciente, o lo aburrido.

Da pena el hecho de no conocernos con esmero y detenimiento,
a traguitos pequeños,
poco a poco darnos trocitos de nosotros mismos,
y así,
dejar en la retaguardia las sorpresas escondidas.

La parte dura es lo que nos excusa de quedarnos ahí, solos.
Hablo de nuestra corteza, la cual nos protege del dolor,
pero una vez dentro, es todo mas fácil.
Va circulando como un rayo por cada arteria del cuerpo.
Pero ahí esta el problema, atravesarla.

Pero porque prefiero comerte con los ojos,
poco a poco,
beberte traguito a traguito.

Algún día aparecerá un rayo de luz que quite esa sombra,
y podrás verme clara,
pero que sepas que yo ya te conoceré,
porque te he observado mil veces sin que te des cuenta,
sin notarlo,
me habré enamorado tantas veces de cada gesto inconsciente que haces
que solo tendremos que dar el paso de conocernos por fin.

jueves, 24 de octubre de 2013

No quisiera...

Y no quisiera estar incesantemente acordándome de él y de la primera vez que le conocí; y de lo mejor de todo, el instante en que le vi. Y supongo que sería una buena historia porque no a todo el mundo se le para el tiempo, la vida y hasta el reloj, cuando le ve. Y a mí me pasó. Y de qué me sirve llenarle de versos sin ni tan siquiera puede leerme, porque todos ellos van surcando su espalda.
Ahora entenderéis por qué no quiero escribir sobre él.
Y lo he vuelto a hacer.

"Estás tan guapa cuando piensas en volar lejos de aquí, cuando te enfadas y murmullas mil palabras mal sonantes muy bajito. Casi siempre mi madre sale muy mal parada. Y es que estás tan guapa cuando despiertas despeinada y con tan pocas ganas de hacer el amor. Exceptuando mañanas. Y tan guapa mientras mueves el café sin ganas, maldiciendo mil veces los lunes y sus ganas de joder. Y de los ratos en los que sonríes a medio hacer, mejor no comentar el número de escalofríos que recorren mi espalda. Y después está el rato en el que comienzas a vestirte, y dejas que toda esa ropa absurda tape tu desnudez. Tan guapa, joder. Cuando te acercas a mí con ganas, o cuando te deshaces en la calle porque no te he dejado hacer o ser esto. Cuando te abrazo, y eres tan guapa que encajas perfectamente tus caderas entre mis dedos. Estás preciosa cuando tus ojos callan el silencio; y yo quiero correr hacia ellos. Al caer la noche, y llegas a casa, y vuelves a mosquearte por toda la rutina, y vuelves a decirme que me quieres aun con todos los cabrones de ahí fuera que no valoran la vida. Y después, vuelves a desnudarte, y hago de tu cuerpo mi mundo. Y estás tan guapa. Buenas noches, amor. Y buenos días." Ali Peis Castañeda

domingo, 20 de octubre de 2013

 "Lo único que tenía que hacer era verme a mí misma tal y como era, quererme por lo que era, y luego simplemente compartir ese amor. Que me correspondieran o no, poco importaba, lo que contaba era permitirme sentir algo auténtico, querer de verdad sin necesidad de recibir algo a cambio"


Básicamente quiero que me haga sentir que no estoy desaprovechando mi vida porque es muy corta. Quiero que sepa mentirme. Quiero que no me importen sus mentiras porque se deja su alma cuando está conmigo. Quiero que sea generoso porque puede, no por obligación. Quiero que tenga sangre en las venas. Quiero que me grite lo puta que soy cuando le abandono. Quiero que le de igual lo que yo haga cuando no esté con él porque sabe que no voy a encontrar a nadie mejor. Quiero que me tiemblen las rodillas cuando me agarra la nuca.

domingo, 13 de octubre de 2013

Impaciente.

Porque cuando te das cuenta de que quieres pasar el resto de tu vida al lado de esa persona, deseas que el resto de tu vida empiece cuanto antes.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Nunca nos hemos detenido a contarnos nuestras vidas, pero creo que has podido comprobar que soy alguien con los sentimientos a flor de piel que jamás ha pretendido hacer intencionadamente daño a nadie. Por el contrario, a mí me lo han hecho, mucho. En ocasiones porque me lo he merecido y en otras muchas porque pienso que la vida, o el karma, han sido muy injustos.

jueves, 12 de septiembre de 2013

D.


Buscar palabras que hagan frases que construyan un texto imposible. No se puede contar lo que siento, no puedo describir cuánto te quiero. En la pantalla del ordenador una tras otra las letras avanzan con torpeza, como queriendo llegar a ese lugar que nunca encuentran. Completan un renglón y pasan al siguiente frustradas por no haber podido expresar lo bonita que es la vida cuando tú estás.
Cuesta comprender que el milagro sigue siendo un milagro aunque sea todos los días.
Y de repente te pierdo. Te vas a ese lugar donde recuperar la emoción de ser sólo tú sin ser nosotros. Y me deshago por no ser la dueña de ese jardín de flores, allí donde las risas son sorpresa; ese lugar donde nada es lo de siempre.
Y entonces te veo volver. Me emociona ser la dueña del sitio del que nunca te has ido. Y te miro. Y te veo maravilloso Y vuelvo a ver el milagro de todos los días y entiendo que sigue siendo un milagro.

martes, 30 de julio de 2013

Incluso sentados inocentemente uno al lado del otro podía percibirse la atracción que existía entre nosotros.
Ahí estábamos, sin cruzar palabra mientras por nuestra mente se cruzaban toda clase de excesos del cuerpo. Con delicadeza recargué mi cabeza en su hombro, como si fuera a revelarle algún secreto. Gemí en su oído. Gemí quedamente y mi lengua recorrió los recovecos de su oreja con suavidad, acariciando con especial intención el lóbulo y saboreando las contracciones discretas y casi imperceptibles de su cara. Con el mismo decoro y discreción dejé mi mano escabullirse por debajo de su ropa y sigilosamente mi mano se deslizó por el borde de su ropa interior, justo ahí donde comenzaba mi perdición.
Él hacía un esfuerzo sobrehumano por guardar la compostura y no destrozarme la ropa ahí mismo, enfriando y endureciendo sus facciones.
 Me encantas
Le susurré.
Y tú a mí.
Respondió con un hilo de voz.
Y se puso de pie, tocó el timbre y descendió del autobús mientras yo le guiñaba un ojo desde la ventanilla.
"Y entonces caigo en la cuenta... El miedo no es real. El único lugar donde puede existir es en nuestros pensamientos sobre el futuro; es fruto de nuestra imaginación, que hace que temamos cosas que ni existen en el presente y a lo mejor nunca existirán en el futuro. Eso casi roza la locura... Pero no me malinterpretes, el peligro es muy real, pero el miedo es una opción" (After Earth)
Como una luz infinita puedo sentir como me recorres por todo adentro, encendiéndome la confianza y apagándome los miedos.

jueves, 4 de julio de 2013

-

Mira, yo no sé exactamente qué es lo que haces, pero desde que lo haces, todo es maravilloso.

miércoles, 5 de junio de 2013

Y empezar contigo el desayuno.

Me gusta cuando dices tonterías, cuando metes la pata, cuando me mientes, cuando te vas de compras con tu madre y llego tarde al cine por tu culpa. Me gustas más cuando es mi cumpleaños y me cubres de besos y de tartas, o cuando eres feliz y se te nota, o cuando eres genial con una frase que lo resume todo, o cuando ríes (tu risa es una ducha en el infierno), o cuando me perdonas un olvido. Pero aún me gustas más, tanto que casi no puedo resistir lo que me gustas, cuando, llena de vida, te despiertas y lo primero que haces es decirme: tengo un hambre feroz esta mañana. Voy a empezar contigo el desayuno.

Everything.

Todo me lleva a ti, como si todo lo que existe, aromas, luz, metales, fueran pequeños barcos que navegan hacia las islas tuyas que me aguardan. Ahora bien, si poco a poco dejas de quererme, dejaré de quererte poco a poco. Si de pronto me olvidas, no me busques, que ya te habré olvidado.

lunes, 3 de junio de 2013

Y esta es mi nueva lista de cosas por hacer antes de los 30.

  • Aprender a coser.
  • Aprender a tocar un instrumento musical.
  • Aprender inglés, seriously.
  • Chupito de absenta.
  • Colarse en una fiesta.
  • Comprometerme.
  • Cortarme el pelo muy corto.
  • Crear un diario personal.
  • Drogas.
  • Emborracharse con los padres.
  • Enviar y recibir flores.
  • Haber estudiado una carrera.
  • Hacer fotos en el agua.
  • Hacer un graffiti.
  • Hacer un monólogo en público.
  • Hacer un videoclip musical.
  • Hacerme un tatuaje.
  • Ir a un aeropuerto y coger el primer avión.
  • Ir a un concierto de Supersubmarina.
  • Ir a un concurso de la tele.
  • Ir a un Madrid-Barça.
  • Ir al Arenal Sound.
  • Llegar a los 1000 seguidores en Twitter.
  • Nadar en un río.
  • Pedir un autógrafo a un desconocido.
  • Plantar un árbol.
  • Ponerme brackets.
  • Repartir flyers en la calle con mensajes positivos.
  • Sacarme el carnet del coche.
  • Salir de camping.
  • Ser donante de sangre y de órganos.
  • Ser hipnotizada.
  • Ser madrina.
  • Tener trabajo.
  • Tener un conejo belier.
  • Tener una cita a ciegas.
  • Tirarme en paracaídas.
  • Viajar a Holanda, Nueva York y París.
  • Viajar sola.
  • Visitar al menos siete ciudades de España.
  • Vivir en una casa con jardín.
  • Vivir una experiencia paranormal.

martes, 29 de enero de 2013

Debes saber que nuestra historia no es de esas que se cuentan rápido y con palabras bonitas. Que nunca hemos pretendido ser perfectos y lo nuestro no ha sido precisamente fácil, pero también sabes, tan bien como lo sé yo, que hay instantes que no se pueden comprender si no los has vivido. Hay sentimientos más grandes de lo que podemos entender y personas que te marcan más allá de lo que imaginabas en un principio, por eso sé que tienes que ser tu. Porque sé que esto es algo especial que no hay palabras para describirlo ni mucho menos explicarlo.

domingo, 20 de enero de 2013

jueves, 17 de enero de 2013

Confía en ti y en nadie más.


Shakespeare siempre decía: ''Yo siempre me siento

feliz ¿sabes por qué? Porque no espero nada 

de nadie, esperar siempre duele, la vida es 

corta, por eso ama la vida. Sé feliz y sonríe 

siempre. Sólo vive para ti y recuerda: antes 

de hablar, escucha; antes de escribir, piensa; 

antes de herir, siente; antes de odiar, ama; 

antes de rendirte, inténtalo; antes de morir, 

vive.''

Por fin, en mis manos.